--------------
➡➡ SI QUIERES VER EL CONTENIDO PINCHA A CONTINUACIÓN: 



Cómo evaluar correctamente a tus alumnos


La educación es uno de los pilares fundamentales para el progreso de una nación y como toda herramienta utilizada para el desarrollo social, es propensa a mejoras, tanto en su conceptualización como en su implementación. Así a nivel escuela es donde más claramente se pueden observar el impacto de un plan de trabajo académico y comenzar con las acciones pertinentes para la realización de mejoras en la educación.


Un docente comprometido con la mejora de la educación se pregunta constantemente, ¿Cuál es la mejor manera de evaluar a los estudiantes y qué medidas debe de tomar para mejorar su capacidad intelectual? 


Es un trabajo complejo, se deben de tener en cuenta diferentes variantes y contexto para poder hacer una evaluación que realmente refleje la situación académica tanto del alumno como del plan de trabajo y la institución que lo imparte. Para tal caso, debemos de hacer una evaluación académica integral.

 

Afortunadamente, existen metodologías para la implementación de evaluaciones académicas que, salvo diferencias menores, constan de generalidades que se clasifican en tres pasos.


La literatura define a la evaluación como un proceso de valoración de un elemento de interés en particular, donde se identifica, valora y se toman decisiones para mejorar el elemento evaluado, se sintetiza en los siguientes pasos:


-Recopilación de la información


 -Análisis de la información


-Toma de decisiones con base a los juicios emitidos


En la evaluación académica la evaluación la podemos plantear de la siguiente manera:


-Diagnosticar dónde y en qué tiene dificultades de aprendizaje un alumno, para poder así construir proyectos pedagógicos que le permitan progresar.


-Indicar los resultados obtenidos al final del aprendizaje; éstos permitirán la adopción de decisiones respecto a estrategias pedagógicas, es decir, decidir si es preciso cambiarlas o adecuarlas.


-Determinar si el alumno posee los niveles mínimos necesarios para abordar la siguiente tarea e iniciar un nuevo ciclo de formación. Esta concepción de la evaluación obliga al educador a cuestionarse el porqué y el cómo de los resultados conseguidos.


Si bien existen diferentes tipos de evaluación, la siguiente tabla muestra algunas que el profesor puede implementar con sus alumnos. "Alfabetización digital e informacional"


Tipos de evaluación

 

Examen escrito (Evaluación diagnóstica)


Los exámenes escritos se suelen realizar al final de un periodo de aprendizaje y evaluación si los estudiantes han conseguido los resultados de aprendizajes previstos:


- Expresión oral

- Preguntas cortas (tipo redacción)

- Problemas o test


Trabajo en curso (Evaluación sumativa)


Evaluación escrita

Una parte escrita del trabajo del curso. Los ejercicios escritos que normalmente tienen una fecha de entrega, pero que no se llevan a cabo en un tiempo limitado.


 - Redacciones 

 - Casos de estudio

 - Resúmenes 

Un reporte de Lectura


Informe

Un informe o diario que reflexiones producido durante y/o después de la participación en una actividad:


- Trabajo en campo

- Trabajo en el laboratorio 

- Prácticas 

- Proyecto


Portafolio

Una evaluación de una recopilación

Recopilación de materiales o pruebas en un periodo de estudio

Tesis/Proyecto de investigación

Una evaluación en su mayor parte escrita que abarca resultados de un estudio

Investigación de un proyecto


Examen Práctico (Evaluación Formativa)


Evaluación basada en la Práctica

Una evaluación que evalúa cómo emprende un estudiante las habilidades prácticas, técnicas u otras competencias


- Examen clínico 

- Técnicas de laboratorio

- Traducción de idiomas o dar charlas


Evaluación oral y presentación

Una conversación o una presentación

Oral sobre un tema acordado que incluye una aportación individual para un seminario    


- Discusiones 

- Debates 

- Presentaciones 

Aportaciones individuales


 

Implementando el proceso de evaluación académica, de la información que se obtenga de las evaluaciones mencionadas podemos deducir los cambios que merecen la educación de los alumnos.


Se recomienda que el ejercicio de evaluación se lleve a cabo de manera sistemática en toda institución académica, como parte de una cultura de mejora continua y no como una eventualidad obligatoria para cumplir con programas generales gubernamentales. La mejora en la educación es una obligación de todos, hagamos nuestra parte y así nuestra población infantil sigue aprendiendo y les permite seguir adelante.

CONVERSATION